Dos tomas hicimos, ¡dos!

Llegaron, probaron y grabaron. Plano secuencia, poco margen de acción pero tampoco era la idea. Se trataba de dos músico conectando, esa magia no necesita subterfugios.