Cuéntame Cómo Pasó

     Empezaré por el final. Justo cuando cerré la puerta del estudio para irme pensé – Son estos momentos por los que me dedico a este trabajo.

Imagina la situación. Fernando Ortí me llama para venir a grabar un coro de voces blancas para la banda sonora del último capítulo de la temporada de Cuéntame Cómo Pasó. Uno de los programas más vistos y longevos de la televisión en España y Latinoamérica. ¿Quién le dice que no?

Lo mejor de trabajar con este hombre es que te contagia su disfrute del momento. Cada minuto haciendo música es un regalo. Y eso se notó durante las varias horas que duró la grabación.

El Coro Juvenil Reyes Barlet de la mano de Cristo Velázquez con la ayuda de Marina Velázquez trabajaron concienzudamente para dar lo mejor sí mismas. Buscando cada matiz, la afinación, el tempo, la duración precisa de cada nota, la dinámica, la pronunciación. En este último aspecto, no es la primera vez que me topo con esta encrucijada: ¿decimos “conocido” o “conosido”? Lógicamente los canarios tenemos esta característica, pero sabemos adecuarla a conciencia según las necesidades. Muchos locutores con los que he trabajado, lo mismo te narran las aventuras del Chavo del Ocho como las de Zipi y Zape.

Todo se trabajó con dos Neumann U87 y un Neve 1073 DPA Stereo, otra maravillla a la que espero acostumbrarme. Y sobre todo, a tener la calma para percibir su calidad. Esto siempre queda relegado por cuestión de prioridades: que todo esté bien cableado, llega señal, cantidad de gain, no hay ruidos indeseables, todo el mundo se escucha, qué dinámica es la adecuada, etc. Yo siempre me olvido de buscar lo que no encuentro en otro equipo de menos calidad.

En fin, once voces, una directora, un compositor, dos micrófonos y un tipo en las nubes. No lo voy a negar, estaba tan nervioso como contento. Cuando ves el resultado en televisión, no puedes evitar emocionarte, has formado parte de algo que durará para siempre, de algo que has compartido con millones de personas y has podido encajar en el complicado engranaje que conlleva una producción de semejante calibre. Todo se resume en un gran y duradero sentimiento de gratitud.

 

Deja tu comentario